Por que debe comer la fruta y no beberla como jugo

Un grupo de investigadores científicos de Inglaterra, Singapur, y la Escuela de Salud Pública de Harvard descubrieron que ingiriendo la fruta se disminuye el riesgo de desarrollar diabetes tipo II, sin embargo consumiendo la fruta en forma de jugo la posibilidad verdaderamente incrementa.

En la investigación participaron aproximadamente 190.000 británicos de 24 años, los que fueron encuestados y los resultaron fueron que los arándanos eran la mejor opción, con tres porciones por semana de cortar el riesgo de enfermarse de diabetes en un 26%. Se encontró que las uvas y manzanas también disminuyen en gran medida el riesgo de diabetes, mientras que los plátanos, ciruelas, melocotones y tuvieron un efecto insignificante. Por otra parte el consumo de tres porciones cada semana de jugo de fruta, acrecentaron el riesgo en un 8%.

A pesar de ser practico, el jugo es una alternativa mucho menos saludables que una fruta entera. ¿Por que? bueno son dos las razones principales. Primero que nada, el proceso de exprimido destruye un variedad de compuestos y antioxidantes beneficiosos de la fruta, en segundo lugar se elimina casi toda la fibra natural.

¿Para que ingerir tanta azúcar sin absolutamente nada de fibra?

Sabemos que la fibra nos aporta bastantes beneficios digestivos y es fundamental para ralentizar la absorción de azúcar de la fruta y mantener su índice glucémico bajo. Los investigadores expusieron la teoría, que estas podrían ser las razones por las que el jugo aumenta el riesgo de diabetes, y el motivo por el cual el alto consumo de jugo de frutas se ha relacionado directamente con la obesidad infantil.

Es vital recalcar, que a pesar de que a menudo el jugo de frutas se comercializa como sano y natural, no es una bebida baja en calorías. Por ejemplo 8 onzas de jugo de naranja regular, contiene más de 110 calorías, lo que equivale a casi dos naranjas medianas. Sin embargo, usted no se sentirá tan satisfecho, debido a que el jugo contiene cero cantidad de fibra. No concluya que las calorías valen la pena por las vitaminas contenidas en los zumos. Tenga en cuenta que tan solo una naranja proporciona la ingesta diaria recomendada de vitamina C, y no provoca una subida de los niveles de azúcar en sangre.

Además la mayoría de los de los jugos ofrecidos en el mercado son mucho menos natural de lo que las etiquetes dicen. Por ejemplo tenemos los Tropicana, la lectura de la etiqueta dice que es 100 natural, sin embargo esta afirmación esta muy lejos de ser la realidad. Este tipo de producto es sometido a un proceso de fabricación intencionalmente poco natural en el que los jugos se comprimen y almacenan en el interior de barriles enormes cuando es la temporada de dicha fruta.

Cuando se extirpa el oxígeno para asistir con la conservación, el sabor se desvanece. Luego el proceso queda en manos de compañías especializadas en la síntesis de los sabores y ellos agregan sabores empaquetados antes de que el jugo se envíe a los supermercados o tiendas de comestibles para ponerlos a la venta un año después.

Por todas las razones mencionadas es mucho mejor comer una manzana en lugar del zumo. Una botella de jugo puede ser una fuente portadora de vitaminas que, por ejemplo mas que media banana. Pero cuando tenga que elegir entre las dos opciones, escoja la fruta. La fibra le llenará, los nutrientes y el sabor están intactos.

Conclusión

Entonces ¿por qué comer fruta protege contra la diabetes, mientras que el consumo de jugo de fruta aumenta el riesgo? el índice glucémico es el culpable.

El índice glucémico es una medida de la rapidez con que un alimento aumenta los niveles de azúcar en la sangre; mientras mas alta la puntuación, más rápido un alimento eleva los niveles de glucosa en la sangre. los zumos de frutas muestran puntuaciones glucémicas bastantes más elevadas que las frutas enteras.

Las frutas enteras contienen fibra, lo que ralentiza la digestión, impidiendo la subida de niveles de azúcar en la sangre. Por otro lado, los zumos de frutas pueden causar la subida de los niveles de azúcar en la sangre rápidamente.

Los niveles altos y constantes de azúcar en sangre con el tiempo pueden conducir a la resistencia a la insulina y últimamente causar prediabetes, un precursor de la diabetes tipo II.

Consejo final

Si esta decidido(a) a empezar un plan alimenticio que conste de deliciosos platillos, postres y frutas para diabéticos le aconsejo encarecidamente que se deje guiar por Revertir la diabetes, del Dr. Russo, experto en diabetes. En este manual el explica a la perfección todas las propiedades de los alimentos y frutas. Todo por la vía natural. Este es el sistema que a causado furor internacionalmente por ser tan eficaz. Guiándose por este tratamiento podrá darle un corte final al padecimiento.

De clic aquí para dar inicio a una nueva vida repleta de buena salud y alegría. No mas preocupaciones ni depresiones por sentirse enfermo y cansado.